Dime qué colores vistes y te diré cómo te ven

Las diferentes tonalidades de nuestra ropa influyen en la percepción que tienen los demás de nosotros. ¿Eres como dicen tus colores?

Sabemos cuál es el color de moda en las pasarelas, el que elige Pantone cada año, tenemos también nuestro color preferido e incluso sabemos cuál nos favorece y cuál es mejor que no nos pongamos nunca; pero, ¿tenemos idea de cómo nos ven los demás cuando vestimos uno u otro? Porque a nadie le cabe duda que las primeras impresiones importan y que en este sentido la ropa que llevamos tiene mucho que decir al respecto; pero, ¿qué aportan los colores a esos primeras percepciones cuando conocemos a alguien?

© Mondadori Photo
© Mondadori Photo

La web inglesa BTSO ha realizado una encuesta entre miles de usuarios para concluir que el negro es el color mejor valorado a la hora de juzgar a los demás a primera vista. O así lo creen el 56% de los encuestados. Es curioso que sea precisamente el mismo tono que en nuestra sociedad nos recuerda a la muerte o nos evoca tristeza. Sin embargo, para los encuestados, una persona que viste de negro transmite seguridad, confianza, fiabilidad e incluso inteligencia. Y no van tan desencaminados porque, tendencias aparte, en el mundo de la moda, al fin y al cabo, el negro es siempre el color fetiche. Que se lo pregunten a Karl Lagerfeld, que ha sabido hacer de él su inconfundible uniforme a través de los trajes de Dior Homme, fiel devoto primero a Hedi Slimane (llegó incluso a afirmar que perdió 40 kilos solo para poder meterse en sus diseños) y ahora a Kris Van Assche.

54abcdca8cf91_-_karl

 

Pero no es oro todo lo que reluce. Aunque si queremos dar una buena impresión tenemos que caer rendidas al negro, también tenemos que saber también que no se salva de connotaciones negativas y es que, según la percepción de los entrevistados, la gente que viste de negro no transmite generosidad.

Por detrás del negro se sitúa el que muchas veces es su sustituto: el azul, idóneo también para una entrevista de trabajo, una cita formal o cualquier momento en el que queramos que nos perciban como una persona fiable y seria.

© Mondadori Photo
Esta temporada, el azul quiere ser pastel (casi) todo el rato. Lo vemos (de izquierda a derecha) en Topshop Unique, Dolce & Gabbana, Giorgio Armani, Nº21. Burberry Prorsum, a la derecha, apuesta por el Klein. © Mondadori Photo

Y por detrás, en el tercer puesto, aparece un polo opuesto: el rojo. El 54% de las mujeres están dispuestas a vestir el color de la pasión ya que, según dice, les ofrece seguridad y con él se sienten más sexy. Así lo confirma el 56% de los hombres, que se sienten atraídos por una mujer vestida de rojo.

© Mondadori Photo
Más allá del mini vestido sexy escotado en rojo vibrante, este color puede definirnos como seguras de nosotras mismas en clave de pantalón de pinzas, vestidos midi, faldas… Así lo dictan Zac Posen, Carolina Herrera, Erdem, Fendi o Burberry Prorsum. © Mondadori Photo

Pero no ocurre lo mismo si son ellos los que tienen que ponérselo, en los hombres este tono se asocia con la agresividad (solo un 28% lo vestiría). Y es que el significado de los colores cambia mucho según quién los lleve y dónde se lleven. Por ejemplo, el que consideramos nosotros como un color pasional y atractivo es, precisamente, el que visten las viudas en Sudáfrica y que, por tanto, se asocia a la muerte, mientras que en China es símbolo de prosperidad y felicidad. Pero volvamos a España, ¿qué pasa con el color de la pasión si le quitamos las connotaciones sexuales y lo trasladamos a otros rasgos de la personalidad? Según la encuesta, solo el 12% lo asocia a personas inteligentes o bondadosas.

Que no cunda el pánico entre las amantes del rojo porque aún hay un color mucho peor parado: el rosa. Solo un 5% de los encuestados asocia el color preferido de Elle Woods (Reese Witherspoon en Una rubia muy legal), con la inteligencia. Sin embargo, es la misma Elle el ejemplo de que no hay que juzgar a los demás por su apariencia.

tumblr_mxvj77y1kt1qdq9nxo1_500

 

El rosa, al que siempre habíamos asociado con dulzura, parece ser que, además de la falta de inteligencia, también se le achaca la frivolidad. Asusta un poco, la verdad, porque las opciones siguen reduciéndose. Tampoco salen muy bien parados el naranja y el marrón, ya que solo el 2% de la mujeres lo usarían para una cita clave. Definitivamente, orange is not the new black.

A pesar de que pocas lo usarían en una cita clave, el marrón es uno de los colores de la temporada gracias al auge de las prendas en ante. Chiara lo prefiere en mini vestido de piel. El naranja, por su parte, es clave en el invierno de Louis Vuitton y Miu MIu. © Mondadori Photo
A pesar de que pocas lo usarían en una cita clave, el marrón es uno de los colores de la temporada gracias al auge de las prendas en ante. Chiara Ferragni lo prefiere en mini vestido de piel. El naranja, por su parte, es clave en el invierno de Louis Vuitton y Miu Miu. © Mondadori Photo

Pero, entonces ¿por qué siempre caemos en el color de la temporada si nos cuesta salir del negro? Pues porque, además de que de vez en cuando hay que variar y que en el fondo somos unas fashion victims, tenemos que reconocer que, en cuestión de colores, al fin y al cabo, que las demás vistan lo mismo que nosotras nos aporta seguridad. ¡Si es que al final todo es cuestión de psicología!

Nada puede ser the new black. Nos pongamos como nos pongamos, el negro siempre prevalecerá en moda. © Mondadori Photo
Nada puede ser the new black. Nos pongamos como nos pongamos, el negro siempre prevalecerá. De izquierda a derecha, presente en Chloé, Stella McCartney, Topshop Unique, Victoria Beckham y Carven. © Mondadori Photo

Y ahora te estarás preguntando que esto está a punto de acabar y que aún no sabes qué pasa con el verde, el blanco, el morado o el amarillo. Si alguno de estos son tus preferidos a la hora de vestir estás de suerte porque, además de haber pasado casi desapercibidos en el estudio, no se ha destacado ninguna connotación negativa. De estos cuatro, el blanco es el mejor valorado (se encuentra en el cuarto puesto por detrás del negro, el azul y el rojo) y el peor, el amarillo: piensa que al fin y al cabo ha participado en la creación del tan poco querido naranja.

© Mondadori Photo
De izquierda a derecha, así se lleva el blanco en Isabel Marant y Barbara Casasola, el verde en Christopher Kane, el morado en Missoni y el amarillo en MSGM.© Mondadori Photo

Aún así, déjate guiar por tu instinto y viste como mejor te sientas, pues eres tú la que tiene que estar a gusto con la ropa que te acompañará durante todo un día. Por eso, preferimos pensar que el amarillo provoca alegría y estimula la actividad mental; el rosa nos hace sentir cariño, amor y protección; el blanco significa seguridad, pureza y limpieza; el naranja combina la felicidad del amarillo con la energía del rojo y representa la creatividad y el entusiasmo; y el verde es la armonía y la seguridad. ¡Tú eliges!

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram