El diario de Candela en París

Enviamos a la 'influencer' como reportera (dicharachera) a la inauguración de la nueva tienda de Emporio Armani en París y al desfile de la firma. Y esto es lo que vivió en primera persona.

Cuando me mudé de Argentina a Italia para trabajar como modelo, la idea de ser elegida para desfilar para Giorgio Armani era un sueño. Un sueño que más tarde se hizo realidad. El italiano fue el primer diseñador que creyó en mí; el primero en ver algo y en motivarme a seguir alcanzando más.

De aquella época y de él conservo un recuerdo estupendo, tanto que todavía me emociono cada vez que coincidimos. Es una persona especial: tiene un carisma, una sensibilidad, una dedicación al trabajo… como muy pocos tienen la suerte de poseer.

Jugando entre los vestidos de la nueva boutique de Emporio Armani en París. © Matias Indjic
Jugando entre los vestidos de la nueva boutique de Emporio Armani en París. © Matias Indjic

Por todo esto, cuando me invitaron a París, a la reapertura de la boutique de Emporio Armani y del café anexo (en el Boulevard de Saint Germain 149, en el corazón de la Rive Gauche, la Orilla Izquierda), salté a las nubes.

Para celebrar la ocasión, el creador iba a trasladar su desfile primavera-verano a la capital francesa desde Milán, donde normalmente presenta sus colecciones para la línea Emporio.

El café Armani en París, un rincón para tomar un respiro durante un maratón de shopping. © Matias Indjic
El café Armani en París, un rincón para tomar un respiro durante un maratón de shopping. © Matias Indjic

La primera cita la cerramos en la tienda. La boutique se extiende por cuatro plantas, sobre un total de 1.460 metros cuadrados. Los escaparates dan a una de las calles más famosas y célebres del shopping parisino, ¡un lujo! Dentro todavía me encuentro a un montón de personas dando los últimos retoques antes del gran evento que se celebrará por la noche y donde sacamos todas las fotos que acompañan este texto.

Entre los muchísimos vestidos de la tienda, me dejan sin palabras una serie de prendas de la colección otoño-invierno, rematados todos con fantasías geométricas y colores vivos: fue amor a primera vista. Así que necesité muy pocos minutos para elegir el look que llevaría al evento. Allí me encontré a la fotógrafa Micol Sabbadini, que también estaba en París para la fiesta.

De vuelta en mi hotel me concedo un largo baño caliente aderezado con un par de kilos de sales: es uno de mis secretos de belleza preferidos, revigoriza la piel y la deja radiante.

¿El vestido? Fue amor a primera vista. © Matias Indjic
¿El vestido? Fue amor a primera vista. © Matias Indjic

Tras mi momento de relax estoy lista para el evento en el Caffè Emporio Armani: diseño minimalista, colores tenues y decoración refinada. Un rato después, a las nueve de la noche empieza el desfile en el estadio de Bercy y allá me dirijo junto a otros invitados.

P-L-A-N-A-Z-O. © Matias Indjic
P-L-A-N-A-Z-O. © Matias Indjic

El diseñador se ha atrevido con las trenzas para el look de belleza. Los colores de la colección, los osados contrastes y la audacia en los estilismos representan su intención de moverse hacia delante, de buscar novedad. ¿Mis preferidos? El traje de silueta sirena, cubierto de cristales, y los vestidos multicolor inspirados en Oriente.

Nada más terminar el desfile me cuelo en el backstage para abrazar a Giorgio. Le saludo y me voy corriendo. A la mañana siguiente regreso temprano a Milán, con el recuero fresco de un día de ensueño.

"Todavía me emociono cuando me encuentro con Giorgio Armani". © Matias Indjic
“Todavía me emociono cuando me encuentro con Giorgio Armani”. © Matias Indjic

*Testimonio recogido por Simone Monguzzi.

Y, además, las tendencias de street style de la temporada:

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El batín: no solo para levantarse

    Las babuchas, el pijama y hasta el salto de cama. Si el vestuario de alcoba estaba saliendo de la misma, el batín no se iba a quedar atrás.

    Y aquí está: largo y anudado, ejerciendo de abrigo de entretiempo.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Todo lo que brille: vinilo

    Pantalones, faldas, chaquetas… el acabado de la temporada es brillante en general y de vinilo en particular.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El 'Bazar' de Balenciaga

    Se parece a una de las bolsas del mercado, de ahí su nombre, y su precio oscila entre los 1.000 y los 2.000 euros, pero nada de esto ha impedido que el shopping de Balenciaga se convierta en uno de los bolsos más vistos en la temporada de desfiles.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    La camiseta: con mesaje y vaquero

    Miroslava Duma o Veronika Heilbrunner han sido algunas de las muchas que han apostado por el básico: camiseta de algodón y vaquero. Y adiós complicaciones.

    Eso sí, la camiseta con mensaje: que diga que eres la más tecnológica del lugar, más noventera que las Spice Girls o que estás muy puesta en cuál es la última firma de moda.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El empeine: bien tapadito

    Los llaman granny shoes, pero desde aquí -con vuestro permiso- vamos a rebautizarlos como ‘los zapatos que no amaban a los empeines’.

    Porque, que nos perdone Phoebe Philo, pero este modelo de salón es de todo menos favorecedor para el empeine.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El corsé: con todo

    A ver, llamarlo corsé nos parece un poco fuerte. No, no y no, no estamos proclamando que vuelva esa herramienta de tortura ni nada de eso.

    Digamos mejor que lo que se llevan son cinturones anchos, anudados con cordones cruzados, a la manera del corsé, pero desprendiéndolos de cualquier acepción sexual (por obra y gracia de Miuccia Prada).

    Se llevan sobre cualquier cosa: un vestido, una camisa e incluso un traje de chaqueta.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Las plataformas: un sí

    ¿Alguien más tiene la sensación de que el ciclo de las tendencias es cada vez más y más corto? No hace ni dos veranos que nos deshicimos de las plataformas y ya están aquí de nuevo.

    En todo su esplendor y elevadas a la máxima potencia.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Firma favorita: Gucci

    Si toca coronar ganador en el ranking de ‘más fotografiado’, el premio gordo se lo lleva el Gucci de Alessandro Michele.

    El jersey pantera, la falda de corazones, los suéteres de volantes, los mocasines… pero, sobre todo, los bolsos. Todos los modelos, colores y tamaños.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El legging: fuseau

    Sí, también están aquí de nuevo los leggings pero, eso sí, rematados con esa tirita que pisábamos en los noventa.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El mule: se llama 'Mia'

    Los mules planos se han convertido en una de las alternativas más chic (a la vez que cómodas).

    ¿El modelo más recurrente? El Mia de Alberta Ferretti, puntiagudo y con ricos bordados de colores.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Bolsos favoritos: Loewe

    El Puzzle, el Amazona, el Flamenco, el Hammock, el Barcelona…

    J.W. Anderson ha conseguido lo que la marca de origen español llevaba tanto tiempo necesitando: convertirla en una de las más cool y deseadas del panorama.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Bolsos favoritos (vol.2): J.W. Anderson

    Y premio por partida doble para el creativo irlandés: el bolso Pierce de su firma homónima es ya uno de los favoritos del panorama.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    La falda: con transparencias

    Las minifaldas se alargan con encajes, transparencias y superposiciones.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El zapato: de terciopelo

    El terciopelo es el tejido estrella de la temporada pero donde más ha triunfado hasta ahora no ha sido en la ropa, sino en los zapatos.

    Botines, salones y sobre todo sandalias con plataforma.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Las mangas: largas

    Lo de las mangas largas nos recuerda un poco a Enrique Iglesias allá por 1998 cantando lo de Lluvia cae lentamente sobre mí, todo hay que decirlo.

    Pero si nos hacemos caso de lo visto durante este mes de desfiles, vamos a ahorrar mucho en modista que acorte mangas.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    La bota y el calcetín: se fusionan

    Otra tendencia noventera que vuelve para aterrorizarnos.

    ¿Recuerdas esas botas de lycra, de caña media y que se ajustaban al gemelo? Pues están de vuelta, así que suerte si no te deshiciste de las que estrenaste para tu primera salida de noche.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Las deportivas: solo blancas

    Se acabó la era del colorinchi en materia zapateril: la calle dice que las deportivas ahora se llevan única y exclusivamente en blanco.

    Blanco inmaculado, eso sí.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Los pantalones: ¿qué pantalones?

    Miuccia Prada ya dejó al respetable bastante atónito tras su desfile SS2007 cuando todas sus modelos desfilaron en culottes. Su respuesta: los pantalones le daban pereza, así que pasaba de diseñarlos.

    No era la primera vez que la italiana declaraba su animadversión a esta prenda que ahora, diez años después, también desaparece de muchos estilismos en los que solo hace falta un jersey o una sudadera largos.

    Punto extra si se combinan con botas altas.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Los botines: blancos

    ¿Qué mente perversa le colgó al zapato blanco el Sambenito de ‘hortera’?

    Otro prejuicio a derribar.

    PD. Sí, también sirve para los zapatos de salón.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    En la cabeza: moñitos

    Solo se los hemos visto a Chiara Ferragni, sí. Pero se los hemos visto muchas veces.

    Y la última vez que se empeñó con un peinado, esto fue lo que pasó.

    Nosotras hemos avisado…

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    ¿Cowboy?

    Otra tendencia que de primeras suena un poco loca, pero que ya ha sido refrendada en las pasarelas (Anna Sui, Hood by Air, Alberta Ferretti, Vivienne Tam o Ralph Lauren).

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El traje: de dos piezas

    Es posible que por aquí pequemos de ver en cualquier tendencia una buena inversión, ¡pero es que el traje de dos piezas realmente lo es!

    Se rejuvenece llevándolo con una camiseta debajo, con un crop top… o directamente con nada.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    La falda vaquera: de largo midi

    La (re)descubrimos hace un par de primaveras y no estamos dispuestas a dejarla marchar.

    Se ha convertido en una especie de básico recurrente de los que siempre funcionan (y el street style dice que lo seguirá haciendo).

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    La camisa: anudada

    Uniforme de modelo: piernas más largas que yo + pitillo + camiseta + camisa de cuadros anudada a la cintura.

    Dios las cría… y ellas se visten igual.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    El pijama: a todas horas

    Nada nuevo bajo el sol, porque ya llevamos varias temporadas machacando con eso de que el pijama tiene mucha vida más allá del dormitorio.

    Pero por si todavía no te habías decidido, más inspiración para tentarte: como look completo o, más asequible, solo utilizando la camisa.

  • Por Patricia Rodríguez © Lazzari Studio

    Céline: y su 'Twisted'

    La firma francesa ya tiene nuevo bolso para proponerse como objeto de deseo. Se llama Twisted y es un amplio tote con un asa que se cierra con dos nudos. Simple, pero eficaz.

    Nosotras ya lo queremos.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram