Guía definitiva para encontrar el velo de novia perfecto

El vestido es el principal protagonista del look nupcial, pero no el único.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

El velo juega también un papel fundamental y las novias lo saben muy bien. A la hora de elegir el diseño perfecto para ellas, es importante tener en cuenta la armonía con el resto de complementos y los diferentes tipos que existen.El look de novia debe estar equilibrado por todos sus elementos: el vestido, los zapatos, el tocado, el peinado y, por supuesto, el velo junto al estilo más personal de cada una. Crear la combinación exquisita que entremezcle sofisticación y simplicidad.

Ahora bien, otro punto fundamental consiste en conocer los diferentes tipos de velo que existen para poder decantarte por el más adecuado para ti. Además de tener en cuenta su tejido, por la cantidad de sus capas, su tono y sus ornamentos, el elemento fundamental por el que se clasifican los velos es por su longitud.

© Ángel Santamaría / Diseño de Lucía De Miguel

Velo corto

  • Blusher: se trata de un velo que destaca por su volumen y que, tanto por delante como por detrás, llega a la altura de los hombros. Está inspirado en las antiguas películas de Hollywood.
  • Francés: es el elegido por las novias vintage y vanguardistas. También conocido como el velo-tocado que se coloca sobre un lado de la cabeza cubriendo únicamente los ojos y dejando descubierto el resto del rostro. Suele estar confeccionado en tul.
  • Ornamentado: es aquel velo corto que se compone, sencillamente, por varias capas de tul perfecto para las novias más sofisticadas.

Velo medio

  • Mantilla: este tipo de velo es de tradición española, se caracteriza por la puntilla y el encaje que la componen y cae por los hombros llegando hasta el codo.
  • Capa: es uno de los más tradicionales y llega hasta la cintura, tiene caída tanto por delante más corta, como por detrás un poco más larga.
  • Elbow: este velo llega, como su propio nombre indica, hasta los codos y puede estar compuesto por una capa o incluso por dos.

Velo largo

  • Vals: es de los velos más formales que existen, llega hasta el tobillo, normalmente está compuesto por encaje y su nombre se debe a la comodidad de éste para llevarlo cuando se baile el vals.
  • Capilla: se caracteriza claramente porque sobresale únicamente diez centímetros la longitud del vestido.
  • Catedral: se trata de uno de los velos más utilizados por su innata elegancia, puede estar formado por una o dos capas y se extiende hasta el suelo alcanzando los dos o tres metros de largura total.
  • Real: se trata de un velo muy similar al de catedral, pero esta versión se encuentra únicamente en las bodas reales, es más largo que el anterior y puede alcanzar hasta los seis metros.

El velo juega un papel clave en el look nupcial, es elegante y femenino y mantiene el enigma de la novia hasta el momento preciso. Puede estar confeccionado en tul, de encaje, con bordados, perlas, de blonda, chantillí… pero sea como sea siempre será el complemento más deseado para lucir en uno día tan especial.

 

Quizás también te interese:

Impresionantes velos de novia que harán tu estilismo más especial. ¡Toma nota!

Trucos para elegir el velo de novia perfecto para ti

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram