Miroslava Duma se lo guisa… y se lo compra

Ella no es una de esas celebrities que vive (estilísticamente) del prestado; la rusa va más allá y paga por toda prenda que le robe el corazón

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
© Christian Vierig/ASP
© Christian Vierig/ASP

Es única. Y no solo por ser uno de los rostros más vistos de las semanas de la moda desde hace ya varias temporadas; además, los conjuntos que elige la definen sin dejar nada en manos del azar, consiguiendo que todos los ojos (y los flashes) se fijen en ella.

Miroslava recorre el mundo de cabo a rabo por y para la moda. Tan pronto está en un desfile en Nueva York como en una fiesta en la otra punta del continente americano, en un evento ruso o entre las mejores costuras parisinas y ahora, casualidades de la vida, ha ido a cruzarse con producto español. Hablamos de DelPozo, la firma que capitanea Josep Font, quien ya se ha hecho con el corazón (y más de un total look) de la reina del team ruso de la moda.

Miraduma con cuatro looks en los que ha lucido (su ya querido) Delpozo.   © Cordon Press / Gettyimages
Miraduma con cuatro looks en los que ha lucido (su ya querido) Delpozo. © Cordon Press / Gettyimages

Nunca repite estilismo, motivo por el cual parece obvio el hecho de que su armario se base por completo en el prestado. Así funcionan las celebrities, quienes hacen parada por el showroom de cada firma días antes de un evento para poder ser princesas por una noche y devolverlo todo a la mañana siguiente, como si de Cenicientas se tratase. Pero este no es el caso de Miroslava: ella va más allá.

Según ha sabido Grazia, cuando una prenda le enamora, se hace con ella al minuto. Esto mismo sucedió con uno de los tops de DelPozo que Miraduma (como se le conoce cariñosamente gracias a su cuenta de Instagram) lució durante la Semana de la Moda de París. Concretamente, en el desfile de Dior, día en el que la foto estaba más asegurada (incluso) que de costumbre. La pieza en cuestión, delicada, artesanal y única, ronda los 9.000€, precio que la rusa pagó encantada con tal de hacerlo suyo. Una apuesta por la moda (y la nacional, además) en toda regla.

El top en pasarela (a la izquierda) y en Miroslava (a la derecha).   © Cordon Press y Christian Vierig/ASP
El top en pasarela (a la izquierda) y en Miroslava (a la derecha). © Cordon Press y Christian Vierig/ASP

Y la firma de Font no es la única afortunada. Miroslava acostumbra a ponerse y dar a conocer a diseñadores poco o nada conocidos en los (a veces cerrados) limites de la moda más importante. Así, luce marcas ucranianas como Litkovskaya, rusas como A la russe o británicas como A.W.A.K.E. (entre otras). Todas ellas, por cierto, estratégicamente mencionadas en sus fotos de Instagram. Ella los conoce, ella se los pone; ella se lo guisa… y ella se lo compra. Y eso es digno de aplaudir: no todos (los que pueden permitírselo, claro) apuestan, como Miroslava, en ejercer de mecenas moderno de la moda.

© Instagram
© Instagram
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram