¿Para qué sirven las bolsas de bolitas que vienen en los bolsos?

Si tenemos que tirarlas nada más desenvolver el nuevo bolso, ¿para qué las ponen ahí? ¿Qué son estas bolitas gelatinosas y qué podemos hacer con ellas?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Vienen escondidas en los bolsillos interiores de muchos bolsos e incluso, de vez en cuando, en alguna caja de zapatos. Generalmente o las sacamos y las tiramos, como recomienda el paquete, o las dejamos en el fondo (¿quizá para probar si son capaces de desintegrarse?). Pero, ¿para qué sirven?

¿Qué sentido tiene la misteriosa bolsa de bolitas? © Grazia.es
¿Qué sentido tiene la misteriosa bolsa de bolitas? © Grazia.es

Las bolsitas de papel transpirable están rellenas de pequeñas bolas que parecen gelatina pero que en realidad son gel de sílice, una forma de dióxido de silicio. También se llaman bolsas desecantes y, por su gran porosidad, “sirven para eliminar la humedad del producto cuando se encuentra almacenado”, explica Stavros Georgakarakos, responsable de comunicación y marketing en Uterqüe.

Entonces, ¿las dejamos para que se descompongan en las profundidades del bolso? No hace falta: “Nosotros solemos ponerlas en nuestros bolsos, pero sobre todo por una cuestión de transporte y almacenaje. Nunca sabes exactamente cómo van a viajar y cómo van a estar almacenados en aduanas etc.”, añade Elena García Silva la diseñadora de la firma de bolsos española LAUTEM.

Lo mismo sucede con los zapatos: una de estas pequeñas bolsitas dentro de la caja garantiza que el accesorio llegue a salvo a su destino y que, aunque esté sometido a altos niveles de humedad, la horma no se deforme. “Una vez que llega al usuario final, lo mejor es preocuparse de conservar el producto en un lugar que no sea demasiado húmedo; la bolsita no la conservaría en el bolso porque se puede romper”, remata García Silva.

Solange Knowles, fan de los bolsos de Lautem © Cordon Press
Solange Knowles, fan de los bolsos de Lautem, en perfectas condiciones gracias a las bolsitas desecantes. © Cordon Press

Pero que no sirvan dentro del bolso no quiere decir que estas bolitas no sean muy poderosas y prácticas para otros menesteres: en la II Guerra Mundial se utilizaban para mantener la penicilina seca. Hoy en día, le podemos dar varios usos (aunque, eso sí, ninguno tan vital):

Bolitas antihumedad con muchas funciones (más allá de descomponerse en el fondo del bolso).
Bolitas antihumedad con muchas funciones (más allá de descomponerse en el fondo del bolso).
  • Para la plata: colocando una bolsita en el joyero nos aseguramos que las piezas de este metal no se pongan negras (un proceso que se debe a la humedad).
  • Para las fotos: para las de papel, claro. El gel de sílice reducirá el deterioro por el paso del tiempo.
  • Para la bolsa mojada: la del gimnasio, la de la playa con el bikini húmedo… Previene el mal olor.
  • Para secar flores: meter un par de bolsitas, envolver las flores con papel y dejar secar.

  • Para las cuchillas: también para las herramientas o para cualquier pieza metálica que se oxide con facilidad. Bastará con meter una de estas bolsitas en la caja de herramientas o en el neceser para mantener la humedad a raya.
  • Para salvar el móvil: como sustituto casero del bote de arroz cuando se nos ha mojado el teléfono. Las bolitas vendrían a cumplir la misma función: absorber la humedad que se ha adherido a las piezas del aparato.
  • Para las ventanas: de casa o del coche, para evitar la condensación.
gel-silice-01
El paquete dice “tirar”, pero esta vez no le haremos caso.

Vamos, todo un tesoro de sustancia que quizá ahora no tires tan fácilmente. Además, por continuar con este ensalzamiento del gel de sílice, añadir que es reutilizable. Una vez que ha absorbido toda la humedad, es posible recuperarlo metiéndolo en el horno, a baja temperatura y sobre una hoja de papel vegetal. Unos minutos después las bolitas estarán como nuevas.

Para experimentar o para descubrir sus bondades, podrás encontrarla en el fondo de algunos bolsos o en la web, donde 20 bolsitas de sílice se cotizan a unos más que aceptables 2,99 euros.

Y además… No sabemos si traen bolsitas desecantes o no, pero sí que estos 10 bolsos están muy rebajados y representan una muy buena inversión:

  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Los bolsos de Proenza Schouler rebajados al 50% siempre son una buena inversión (y que nadie me lo discuta).

    Más si hablamos de una versión de su modelo Elliot, el último en sumarse a su lista de musts, en rojo.

    Precio: 1.405€ 702,50€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Mucho menos conocidos entre el gran público son los modelos de Jérôme Dreyfuss, la firma que capitanea con mano firme el marido de Isabel Marant.

    Favorito de insiders, su modelo Twee, pequeño, informal y con una práctica bandolera, es uno de los clásicos de la firma.

    Precio: 615€ 369€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    En rosa pastel y cubierto de cristales, este bolso de Miu Miu es perfecto para llevar en la mano y sin cadena por la noche o para combinar cruzado sobre el pecho con cualquier camiseta de algodón. Ahora con un 40% de descuento.

    Precio: 950€ 570€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Y hablando de bolsos con nombre propio, otro más: el Nightingale de Givenchy.

    En un atractivo azul cerúleo, este modelo se puede convertir fácilmente en tu compañero fiel: con asa para llevar en la mano o bandolera para colgar al hombro.

    Precio: 1.250€ 875€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Uno de los ya célebres clutches inspirados en libros de Olympia Le Tan, rebajado al 60%. Si esto no es una buena oportunidad…

    Precio: 1.338€ 535€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    El problema de muchas de estas buenas “inversiones” es que la cifra final (pese al descuento) nos quita el hipo. Por eso nos gusta esta cartera en charol frambuesa de Gucci, que rebajada no pasa de los 300 euros).

    Precio: 595€ 297€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Una mochila siempre es bien recibida en el armario, y más si es una de las molonas Fjällräven.

    La hemos encontrado en la tienda online de Comptoir des Cotonniers rebajada al 50%, así que si estabas pensando contar con ella para la “vuelta al cole”, quizá este sea tu momento.

    Precio: 69€ 34,50€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Blanco, minimalista y funcional. El Made in Spain de Malababa es otra de las apuestas seguras en rebajas.

    Precio: 214€ 96€

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Un tote nunca puede faltar en el armario. Con capacidad casi infinita y un buen par de asas para colgar y liberar brazos, es ideal para el día a día.

    Nos gusta este modelo de Coach por su frambuesa intenso, por su tamaño y por estar rebajado un 30%.

    Precio: 295€ 199€ en GraziaShop.com.

    Comprar
  • 10 bolsos de rebajas para invertir

    Y cerramos este repaso antes de que se agoten con una recién llegada (relativamente) que ha dado mucho que hablar: Paula Cademartori.

    En piel, con tachuelas, con un tamaño perfecto para ser todoterreno y rebajado un 55%.

    Precio: 1.438€ 647€

    Comprar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram