Primavera verano 2016: lo mejor de un mes de desfiles

Estrenos, despedidas, aniversarios para el recuerdo y mucha moda condensada en un mes de desfiles que ahora desgranamos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Emocionantes estrenos, contenidas despedidas y sorpresas inolvidables han marcado una temporada de cambios que ha puesto en evidencia el movimiento. Los pasos hacia delante de una industria que sigue avanzando; adaptándose, jugando y cambiando continuamente porque, en el fondo, todo esto trata solo de eso: de tendencias efímeras que tan pronto como llegan a nuestras manos hacen que giremos la cara hacia lo próximo.

“¿Qué se va a llevar?”, es probablemente la pregunta más escuchada por cualquiera que confiese trabajar en moda; porque a esto de vestirnos cada mañana jugamos todos. Así que, aprendido cómo será el otoño toca fijar ya la vista en la próxima primavera. ¡Ay la dura vida de la fashionista!

© Mondadori Photo / Getty Images / Cordon Press
© Mondadori Photo / Getty Images / Cordon Press

Y la nueva temporada ha dejado tras de sí un mes de soberbias colecciones, de novedades que impactan. Moda que emociona, que busca transgredir… o todo lo contrario. También, faltaría más, creadores que poquito a poco siguen labrando un camino sin grandes sobresaltos, pero plagados de genialidad.

Todo esto (y algo más) en cinco semanas en las que hemos viajado de Nueva York a París, pasando por Londres y Milán:

  • El futuro de la moda, por Ghesquière

    En su nueva colección para Louis Vuitton, Ghesquière ha imaginado la unión del mundo digital con la realidad en prendas que miran al futuro, que dan un paso al frente.

    2046 de Wong Kar Wai, Evangelion o el videojuego Minecraft han sido algunas de las referencias utilizadas por el francés en las que ya son sus propuestas más audaces al frente de la maison.

    Pero la ciencia ficción bajo el prisma del creativo no parte de algo concreto o palpable. Como ha hecho siempre, utiliza estas referencias para ir más allá. Marcando el camino a seguir (por todos los demás).

  • El estreno de Massimo Giorgetti

    El creador de MSGM se estrenaba como director creativo al frente de Emilio Pucci. Y lo ha hecho dando un giro de 180 grados a las propuestas setenteras de su predecesor, Peter Dundas.

    La colección mira a la historia de la casa pero, sobre todo, a la generación instagramer que ya ha caído rendida ante las prendas de MSGM.

  • Las nerds de Gucci

    Alessandro Michele ha conseguido en solo dos colecciones para Gucci lo que todo el Made in Italy llevaba intentando desde hace un par de décadas: volver a hacer a Milán relevante en el circuito internacional.

    En esta nueva entrega volvemos a encontrarnos a las nerds que ya conocimos el pasado febrero, esta vez cargadas con más piezas del armario de la abuela (todavía).

    Y tampantojos. Muchos trampantojos que se postulan como una de las tendencias estrella para ser fusilada en las cadenas low cost.

  • Las mochilas de Burberry

    Cuando parecía que la moda decía que no, que basta ya de intentonas que no vamos a volver a cargar con una mochila, va Christopher Bailey y nos hace replantearnos todo con su propuesta para Burberry Prorsum.

    Como ya lo fueran sus capas del pasado otoño, las mochilas llegan también con iniciales personalizadas; solo por si necesitábamos otra pista para saber que serán objeto de deseo.

  • El sexy de Proenza Schouler

    El nuevo sexy queda reflejado a la perfección en la colección de Proenza Schouler, cargada de erotismo y sensualidad y que se inspira, precisamente, en España.

    Por supuesto, una España nada evidente y alejada de clichés al pasar bajo la lupa de Lázaro Hernández y Jack McCollough que confesaban en el backstage: “Nos fijamos en los plátanos, cosas que parece que se pelan del cuerpo”.

  • Ruth Bell: la modelo del momento

    La modelo inglesa Ruth Bell se ha convertido en la sensación de la temporada. Con su corte de pelo inolvidable, sus aires albinos y su mirada rebelde ha conquistado a marcas tan dispares como Lanvin, Gucci, Max Mara, Versace y, por supuesto, Saint Laurent (firma de la que ya es imagen).

  • El cumpleaños de Tisci

    Riccardo Tisci cumplía 10 años al frente de Givenchy y no iba a dejar pasar la ocasión de celebrarlo por todo lo alto porque todos sabemos lo que le gusta una fiesta…

    Para tan señalada fecha mudó el desfile hasta Nueva York, a uno de los muelles bajo el puente de Williamsburg, y presentó su colección en un día tan señalado para la ciudad como el 11 de septiembre.

    En un escenario ideado por su amiga Marina Abramovic, las modelos lucieron una colección que, a modo de retrospectiva, repasaba los grandes éxitos de esta década.

    Entre el público, toda la ‘gang’ del italiano: personajes tan dispares como Julia Roberts, Irina Shayk, Amanda Seyfried, Almodóvar y, por supuesto, Kim Kardashian y Kanye West.

  • El estreno de Marc Jacobs

    Si hoy en día la mejor pasarela es la alfombra roja, ni corto ni perezoso Marc Jacobs convirtió su desfile en eso, en un simulado estreno en el que las modelos posaban frente a una marabunta de fotógrafos en un cine a punto de estrenar una película.

    Minipunto por el concepto.

  • Los selfies de Dolce&Gabbana

    Un poquito más manida fue la idea de Domenico y Stefano, que cerraron su colección (inspirada de nuevo en la Dolce Vita italiana) con modelos haciéndose selfies sobre la pasarela.

  • El nuevo DKNY

    Otro de los estrenos de la temporada ha sido el de Maxwell Osborne y Dao-Yi Chow, los creativos de Public School, al frente de DKNY.

    Neoyorquinos hasta la médula, si algo saben es lo que quiere y necesita la mujer cosmopolita, así que eso prometen en esta nueva aventura que empieza con muy buen pie.

  • La despedida de Wang en Balenciaga

    Nada de lutos para Alexander Wang que grita que se va porque quiere y que deja una firma un 12% más rentable (solo en el último año).

    Su colección completamente blanca contó con alguna modelo inesperada: Riley Kaough (nieta de Elvis), Zoë Kravitz y Suki Waterhouse.

  • Valentino étnico

    Partiendo de la identidad que han ido creando en estos últimos años al frente de Valentino, Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli arrojan una oda a África que les consolida como un valor refugio en esta marea de idas y venidas.

  • Los encajes de Céline

    Si Phoebe Philo dice en Céline que encajes, cualquiera puede apostar sobre seguro afirmando que los encajes nos invadirán desde las estanterías de todas las cadenas de moda pronta más pronto que tarde.

    Tomamos nota.

  • La española de Prada

    Abrir el desfile de Prada es para una modelo lo que ganar un Balón de Oro para un futbolista cualquiera: entrar en el olimpo.

    Y esta temporada la elegida ha sido una española, Mayka Merino. Un nombre que ya deberíamos saber.

  • Los noventa de Calvin Klein

    En este furor por revivir los noventa, si una firma tiene más motivos que ninguna esa es Calvin Klein.

    Y eso ha hecho Francisco Costa esta temporada, revivir aquellos míticos slip dresses que tan bien lucía Kate Moss.

    Eso sí, en el 2015 los vestidos se aliñan con cadenas conrporales.

  • La España de Peter Copping

    Otro que ha viajado a España esta temporada ha sido Peter Copping, en su segunda colección para Oscar de la Renta.

    La paleta, la silueta, los encajes, los estampados, los volantes… y las alpargatas, perfectas compañeras de los looks más sofisticados.

  • El aeropuerto Chanel

    Viajar en avión se había convertido en una calamidad hasta que ha llegado monsieur Lagerfeld a solucionarlo.

    ¿Cómo? Pues como hace él las cosas, a lo grande, creando toda una onírica terminal-Chanel en la que ningún azafato maleducado te pide medir tu maleta de mano.

    Así sí.

  • Las princesas de Slimane

    Princesas trasnochadas, puntualizamos.

    La colección, de nuevo, ha desatado pasiones y odios. Las primeras entre los fans que agotan cada pieza, que en el fondo es de lo que se trata todo el tinglado.

    Los segundos, los odios, entre críticos y editores con Cathy Horyn a la cabeza (que no piensa enterrar el hacha de guerra) que, ni corta ni perezosa, escribía en The Cut: “Muchos diseñadores, si se molestaron en mirar las imágenes de la colección de anoche de Hedi Slimane para Saint Laurent -cazadoras vaqueras abigarradas y vestidos de mala calidad con botas de goma y tiaras-, seguramente quieran vomitar hoy y retirarse a Ibiza”.

  • Los 10 años de Alexander Wang

    La firma homónima de Alexander Wang está a punto de entrar en la adolescencia, pero el creador tiene claro que el no quiere lidiar con esa complicada edad, así que para celebrar su primera década se centra en echar la vista atrás revisando los “clásicos” que mejor le han funcionado: piezas básicas bajo un buen estilismo que las eleva.

    Y por muchos años más.

  • El buen hacer de Dries Van Noten

    Terminamos con una mención especial al creador que, sin gestos grandielocuentes, presenta temporada tras temporada colecciones impecables y brillantes.

    Para la próxima primavera Dries Van Noten nos vuelve a dar una lección de estilo con su maestría en el uso del color y en la mezcla de estampados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad