¿Cómo saber si un 2.55 de Chanel es falso?

Es el bolso más deseado y uno de los más buscados en las tiendas 'vintage' y de segunda mano. Pero, ¿cómo saber que no te están dando gato por liebre?

El 2.55 de Chanel es uno de los complementos más anhelados y un icono por derecho propio desde que en febrero de 1955 (de ahí su nombre) Coco Chanel lo lanzase al mundo.

Este es el modelo de 2.55 , reeditado en el 2005 (por su 50 cumpleaños), que puede encontrarse actualmente en sus boutiques.
Este es el modelo de 2.55 , reeditado en el 2005 (por su 50 cumpleaños), que puede encontrarse actualmente en sus boutiques.

Recién llegada de su exilio tras la IIGM, la diseñadora estaba dispuesta a recuperar el terreno perdido en su ausencia a favor de nombres como Dior. Para ello, la francesa regresa a París con 70 años y muchas ganas de volver a revolucionar los armarios (y las vidas) de las mujeres de su tiempo. Con el firme propósito de echar abajo el dominante new look, “prendas hechas por un hombre que no conoce a las mujeres, que nunca tuvo una y que sueña con ser una”, presentó el traje de dos piezas como uniforme perfecto para la joven trabajadora, independiente y segura de sí misma.

Para coronar el look, idea un bolso que le llevaba rondando la cabeza desde los años 30, una cartera que remata con una cadena para poder llevarse colgada del hombro, liberando así las manos.

Coco y su bolso. © Cordon Press
Coco y su bolso. © Cordon Press

Si bien es cierto que los bolsos al hombro, con asa larga, ya existían entre las clases populares (ellas no podían permitirse la excentricidad de ocupar sus manos con una cartera), eran piezas funcionales sin un ápice de moda y que, desde luego, no se colgaban de los brazos de ninguna mujer de la alta sociedad.

Pero el modelo guateado que presentó Chanel era lo suficientemente pequeño para considerarse elegante, pero sobradamente grande para cumplir una función más allá de la decorativa. Era una adaptación perfecta a los tiempos y a las necesidades de las mujeres que empezaban a conquistar voz y voto.

Jane Fonda en 1965, con su 2.55 de Chanel colgando del brazo. © Getty Images
Jane Fonda en 1965, con su 2.55 de Chanel colgando del brazo. © Getty Images

El original medía 20 centímetros de ancho y estaba forrado en piel burdeos, un tono inspirado en el uniforme del orfanato en el que Gabrielle Chanel pasó su infancia; a mediados del siglo pasado podía comprarse por algo menos de 200 euros (que en dinero actual sería el equivalente a unos 2.500) e incorporaba un bolsillo en la solapa en el que, según la leyenda, Coco guardaba las cartas de amor.

Además, y pese a la creencia popular, el 2.55 de Chanel no se cierra con un broche en forma de doble C, esa fue una aportación de Karl Lagerfeld en los ochenta. El cierre original del bolso con el que la creadora del Little Black Dress quiso liberar un poco más a su mujer es rectangular y se llama Mademoiselle.

Aviso a navegantes: este bolso se llama 'Timeless' y es una reinterpretación de Lagerfeld del clásico 2.55. © Cortesía de Vestiaire Collective
Aviso a navegantes: este bolso se llama ‘Timeless’ y es una reinterpretación de Lagerfeld del clásico 2.55. © Cortesía de Vestiaire Collective

El resultado es una pieza atemporal que Lagerfeld volvió a catapultar al estrellato unas décadas después, cuando se hizo cargo de la maison. Su reinterpretación también tiene nombre propio faltaría más: se llama Timeless e incorpora el cierre del que hablábamos y una tira de cuero entrelazada entre los eslabones de la cadena.

“En España, siguiendo la tendencia internacional, los bolsos más vendidos son los clásicos, tanto el Timeless como el 2.55”, nos cuentan desde la tienda online de compra y venta de moda de lujo de segunda mano Vestiaire Collective. “El modelo más vendido en VC, tanto en Europa como en el resto del mundo, es el clásico Timeless en negro y de tamaño medio”, añaden Sophie Hersan, directora de producto y co-fundadora, y Victoire Boyer Chammard, experta en autentificaciones de la plataforma.

El 2.55 en punto azul marino y en piel negra. © Cortesía de Vestiaire Collective
El 2.55 en punto azul marino y en piel negra. © Cortesía de Vestiaire Collective

El más vendido y, desde luego, el más deseado. A nadie le extraña, ¡sobre todo ahora que el icono se ha convertido en la inversión más rentable del mercado! Aunque de toda la vida un bolso de Chanel no es un gasto, es una inversión. Solo en los últimos seis años su valor ha crecido un 70% hasta los 4.750 euros por los que actualmente se puede comprar el tamaño mediano en cualquiera de sus tiendas.

Quizá por ello, el célebre accesorio sea uno de los más buscados en las tiendas vintage o de segunda mano. Por ello también, uno de los más falsificados.

#Jobgoals: trabajar como expertas desenmascarando bolsos falsos en VC. © Cortesía de Vestiaire Collective
#Jobgoals: trabajar como expertas desenmascarando bolsos falsos en VC. © Cortesía de Vestiaire Collective

¿CÓMO SABER QUE NO ME DAN GATO POR LIEBRE O CHANNEL POR CHANEL?

Lo primero de todo, como en tantas otras cosas, es aplicar el sentido común. El refranero español es muy sabio y si dice que “nadie da duros a cuatro pesetas” es que nadie te va a ofrecer un bolso de Chanel por 200 euros. Lo sentimos. Al igual que el precio, el punto de venta también nos dará una primera pista: más allá de las tiendas oficiales de la firma (en las que evidentemente no corremos ningún peligro solo el de los números rojos), existen infinidad de comercios, tanto online como físicos, en los que encontrar un tesoro vintage: algunas te ofrecerán más y otras menos garantías. Pregunta, infórmate y decide después hasta dónde estás dispuesta a arriesgar.

Algunas, como Vestiaire Collective cuentan con todo un equipo de expertos que analiza y garantiza que cualquier producto vendido a través de su plataforma sea auténtico. Por ello le hemos preguntado a la especialista Boyer Chammard qué indicadores debemos tener en cuenta para olfatear, cual Sherlock Holmes, que todo está en orden.

Brigitte Bardot rodando en Londres, en 1963. A su lado en el banco, el bolso más deseado de la historia. © Getty Images
Brigitte Bardot rodando en Londres, en 1963. A su lado en el banco, el bolso más deseado de la historia. © Getty Images

EL DECÁLOGO DEL 2.55

  1. Costuras: El primer indicador para detectar falsificaciones son las costuras y los remates. Los accesorios de cualquier firma de lujo pasan una serie de escrupulosos controles de calidad que no permiten vender ningún ejemplar con el más mínimo fallo. En un bolso de la firma no encontrarás una costura en la que se salte un punto o con alguno irregular.
  2. Rombos y medidas: El número de rombos depende del tamaño, así que lo mejor que puedes hacer es acudir a la tienda oficial (o a la web) y contar cuántos rombos tiene el modelo con las medidas que buscas. Saca una cinta métrica y comprueba también que tiene los centímetros que tiene que tener: en el caso del 2.55 mediano, 19,5 centímetros de largo por 28 de alto.
  3. Forro: “El interior normalmente es de cuero rojo, aunque hoy en día hay algunos modelos con el interior negro, blanco…”
  4. Origen: Todos los bolsos están hechos en Francia o Italia, así que deberás buscar el letrero en el interior que lo diga. El Made in France o Made in Italy aparecerá o bajo el cuño de Chanel o en el lado opuesto (algo habitual en los bolsos más antiguos).
  5. Tipografía: Pero más que el letrero en sí, te dará muchas pistas la tipografía. Esta debe ser regular e idéntica. Irá siempre grabada en plateado si las cadenas y el cierre son plateados, o en dorado si los accesorios metálicos del exterior son dorados.
  6. Número de referencia: “El holograma (número de referencia) fue creado en 1986 y siempre hace referencia a una año por lo que todos las demás características del bolso deben corresponderse con ese año, como el material por ejemplo. Todo tiene que encajar y eso es parte del trabajo de los expertos”. Es una serie de siete dígitos que en los primeros modelos numerados empezaba por 0.
  7. Cierre y cadena: La calidad del metal de la cadena, así como su peso, ayudan a identificar un bolso que no sea verdadero. Lo mismo sucede con el cierre; comprueba que gira a la perfección y sin atascarse. En el caso del 2.55, incorporará un letrero diciendo Chanel en la parte inferior de la pieza metálica; en el caso del Timeless, la C de la derecha siempre pasará por encima de la C de la izquierda.
  8. Material: Chanel utiliza pieles de la mejor calidad, así que el acabado y el tacto te ayudarán a detectar una mala falsificación. Pero debes tener en cuenta que la firma francesa ha lanzado al mercado infinidad de reinterpretaciones en estos más de 60 años de vida: en punto, en seda, cubierto de paillettes, estampado, liso… y hasta en pvc.
  9. Funda: La funda guardapolvo ha variado a lo largo de las épocas. Hoy en día es blanca con el retrato de Coco.
  10. Bolsillo trasero: Es una de las características fundamentales de este modelo, debe ser acolchado y en forma ovalada, y por supuesto las costuras de la parte trasera del bolso deben corresponderse con las costuras del bolsillo.
El 'Timeless' en negro y de tamaño medio es uno de los grandes éxitos de ventas en Vestiaire Collective. © Cortesía de Vestiaire Collective
El ‘Timeless’ en negro y de tamaño medio es uno de los grandes éxitos de ventas en Vestiaire Collective. © Cortesía de Vestiaire Collective

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram