Los nuevos códigos del street style

Los mandamientos a seguir si por casualidad recibes una invitación a un desfile en la semana parisina de la Alta Costura (que nunca se sabe).

¿Zapatillas deportivas con vestido largo? Sí, por supuesto. ¿Abrigos de pieles? Rotundamente no. Los códigos de estilo han cambiado drásticamente en muy poco tiempo pero todas las nuevas reglas quedan reflejadas entre las invitadas a los desfiles de Alta Costura. Porque, al fin y al cabo, uno de los giros más significativos de estos tiempos es, precisamente, el viraje de la pasarela a la calle.

  • © Lazzari Studio

    Sí a los vestidos con Converse

    La primera lección nos llega de la mano de Veronika Heilbrunner y su maestría a la hora de combinar un vestido boho de inspiración setentera con el desenfado de unas deportivas. Bien.

  • © Lazzari Studio

    Sí a los vestidos con cazadoras

    Nuevo plano de Veronika para una nueva lección: los vestidos boho conjugan también con las cazadoras tipo perfecto.

  • © Lazzari Studio

    Sí a los vestidos con Converse

    Versión 2.

    Gracias Veronika por la demostración.

  • © Lazzari Studio

    No al cambio climático

    Vale que ha salido el sol, pero que no intenten engañarnos con looks estivales: esto es París en enero y el termómetro no sube de los 6ºC.

    ¿Por qué no aprovechar las infinitas posibilidades de los abrigos y dejar el palabra de honor para agosto?

  • © Lazzari Studio

    Sí a las medias tupidas

    Combinadas con minifaldas de silueta A o minivestidos.

  • © Lazzari Studio

    No a los largos complicados con zapato plano

    No, no y no. Ni aunque seas Lena Perminova con sus piernas tan largas como la media de estatura en la redacción de Grazia.

    Una relación demasiado complicada…

  • © Lazzari Studio

    Sí a las trencitas

    Pero no todo es negativo en el look de Perminova que se apunta a las atemporales trenzas de raíz.

  • © Lazzari Studio

    Sí al traje de dos piezas

    Y mejor aún si es combinado con camisa abotonada hasta el gaznate.

    Puede ahogar… pero suma puntos y hemos venido a ganar.

  • © Lazzari Studio

    No a que se escape un pecho

    También es un no a los tirabuzones, pero lo del pecho es más acuciante… ¡se va a salir!

  • © Lazzari Studio

    Sí al negro

    De la cabeza a los pies. Demostrando que los básicos lo son por algo: funcionan.

  • © Lazzari Studio

    Sí a mezclar flores y rayas

    Idea para combatir al frío y aburrido invierno: pasar de los tonos neutros y jugar con los estampados.

    Truco: todo es más fácil si uno de los estampados a combinar es un básico como las rayas marineras.

  • © Lazzari Studio

    No a los calcetines con salones

    A menos que seas Susie Lau. A ella se lo perdonamos… ¡Pero no hay más indultos!

  • © Lazzari Studio

    Sí a la regla del 2x1

    Esa que viene a decir que dos prendas contundentes por cada look. Más es forzar…

    Por eso Helena Bordon emplea sus comodines en abrigo estampado y botines metalizados y releva el resto a básicos: vaquero y suéter de cuello vuelto en negro.

  • © Lazzari Studio

    No al 5x1

    Sombrero, bolso de flecos, minifalda, plumas, paillettes y zapatos acordonados. En un solo look.

    En casos como este no viene mal algo de racionamiento.

  • © Lazzari Studio

    Sí a las gargantillas

    Nos duele confirmarlo, pero sí: aquellas gargantillas que combinábamos en los noventa con la carpeta forrada con las caras de las Spice Girl y Leo DiCaprio han vuelto.

    Así que, en vez de lamentarnos, pongámonos cuanto antes a ello…

  • © Lazzari Studio

    No a las pieles

    Lo sentimos por ti, Anna dello Russo, pero las pieles son taaaaan 2005. El 2016 es más de abrigos de pelo sintético de colores. Mejor un Shrimps que un Fendi.

  • © Lazzari Studio

    Sí a los looks combinados

    Que nadie se lleve a engaño, que no hay nada aleatorio en esta combinación tan perfecta (y fotogénica) de looks. No al menos en la era de las redes sociales.

    Pero funciona (si buscas la foto), de eso no hay duda.

  • © Lazzari Studio

    Sí al chándal con tacones

    ¡Quién me ha visto y quién me ve!

    Ya no es solo cosa del athleisure y el dar una segunda vida a las prendas deportivas, no. Esta temporada las marcas de lujo (véanse Céline o Chloé) se lanzan a la creación de pseudo-chándales en versión deluxe que, como puedes imaginar, no se llevan para ir al gimnasio.

  • © Lazzari Studio

    Sí a las bufandas

    ¡Porque ya está bien de pasar frío! Y más con la de complementos molones que tenemos al alcance de la mano.

    ¿Por qué salir a la calle con una simple cazadora pudiendo tener excusa para comprar el pack completo: bufanda, gorro, etc.?

  • © Lazzari Studio

    Sí a las boinas

    Y a los sombreros en general. Siempre que se lleven, como hace Miroslava Duma, manteniendo el resto de prendas en low profile.

  • © Lazzari Studio

    No a los looks de rusas en 2001

    Como cualquiera que se haya tragado cualquier galería de street style sabrá, en 2016, la armada rusa es uno de los escuadrones más potentes en materia de estilo.

    Pero no siempre ha sido así. Allá por 2001 el estilo ruso era sinónimo de esto que nadie quiere rescatar.

  • © Lazzari Studio

    Sí a las sonrisas

    Un valor seguro, que nunca pasa de moda y que supone mejor inversión que cualquier bolso.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram