¿QUÉ? Un bistró porcino. Así tal cual suena: en La Porcinería se come todo del cerdo. Como ellos dicen, “del morro al rabo”, pero todo hecho con una suavidad y una frescura que llaman la atención.

¿DÓNDE? En pleno barrio de Salamanca. Calle de Lagasca, 103.

¿POR QUÉ IR? Perfecto para tu cena de chicas. Su deco femenina con toques punk y su carta divertida en la que también hay cocina internacional platos ligeros os conquistará a todas.

¿QUÉ? Un japo muy novedoso y adaptado a las tendencias gastronómicas de Los Ángeles en su época dorada. L.A. Sushi es lo nuevo del chef Álex Casado.

¿DÓNDE? En un luminoso y amplio local en Príncipe de Vergara, 252.

¿POR QUÉ IR? Por sus rolls, por sus tiraditos y por su sashimi de vidira (¡te mueres del gusto!). Ideal para esa cena cosmopolita y desenfadada.

 

¿QUÉ? Comala es la perfecta fusión entre México y España. Inspirado en la ciudad del Pedro Páramo de Juan Rulfo, es exquisito e inspirador.

¿DÓNDE? En una ubicación privilegiada: la Plaza de la Lealtad.

¿POR QUÉ IR? Por su menú especial de ibéricos y maíz. Y porque su acogedor local será perfecto para una cena tranquila, y su preciosa terraza climatizada, idónea para tus reuniones navideñas.

¿QUÉ? El italiano de moda de la capital. En Fellina, casi recién abierto, hay cucina della nona de la de verdad: una trattoria llena de sabor y recetas eternas.

¿DÓNDE? En pleno barrio de Chamberí. Calle de Caracas, 21.

¿POR QUÉ? Por su pizza frita (sí, frita y deliciosa) Y porque su lema es “La vida es una combinación de magia y pasta”… ¿qué más podemos pedir?

¿QUÉ? Este es el nuevo flagship de Fridays. Lo de siempre, lo que llevan haciendo 25 años, pero con muchas novedades.

¿DÓNDE? En Paseo de la Habana 17.

¿POR QUÉ IR? Porque si buscas ese sitio informal, para comer casual, beber ricos cócteles y reírte muy alto… es este.

¿QUÉ? Aquí el segundo local de Grosso Napoletano. Con su misma estética industrial, pero con un horno de leña mucho más grande que prepara las mejores pizzas para compartir entre amigos.

¿DÓNDE? En Chamberí: Santa Engracia 48.

¿POR QUÉ IR? Por lo acogedor y apetecible de su espacio. Y por sus pizzas infalibles: atenta a la Grosso y la Leone.

¿QUÉ? Ya has oído hablar de Hermosos y Malditos… pero es que en Navidad se va a convertir en único e inigualable con su estética glamurosa al estilo de Scott Fitzgerald.

¿DÓNDE? En el corazón del barrio de Salamanca: Hermosilla 23.

¿POR QUÉ IR? Por sus menús especiales de Navidad con productos de primera. Y porque es el place to be de la ciudad y te lo estás perdiendo.

¿QUÉ? Sí, es él. El mítico, pero reconvertido. Ya hace tiempo que el Café Comercial está entre nuestros favoritos, y estas navidades va a estarlo aún más. La tradición y la calidad unidas de la mano con lo más especial de hoy.

¿DÓNDE? Donde siempre: Glorieta de Bilbao 7.

¿POR QUÉ IR? Porque es tradición. Y porque va a celebrar esta Navidad por todo lo alto: con aperitivos, champán y DJs.

¿QUÉ? Lo nuevo del Bar Galleta. Pero esta vez con una estética completamente nueva: de estilo rústico montañés, El Canadiense te trasladará directamente a una cabaña en junto a los lagos de Canadá.

¿DÓNDE? En la zona de Bilbao: Carranza 10.

¿POR QUÉ IR? Porque sentirte como en un refugio en medio de las montañas, al calor del fuego y las mantas de lana, siempre es una buena idea.

¿QUÉ? Justamente lo que su nombre indica: el sitio perfecto para darte un lujo esta Navidad. LUX es preciosismo y una carta variada y exquisita reunidos en un solo lugar.

¿DÓNDE? En Jorge Juan 22.

¿POR QUÉ IR? Porque es lo último de lo último. Y porque será perfecto para una cena formal, de gala y llena de glamour.