La regla número uno del estilo de Alexa Chung está clara: mantenerlo sencillo. Un mandamiento que funciona especialmente bien cuando buscamos look para una cita.

¿Por ejemplo? Vaquero y blusa blancos combinados con bailarinas de punta. Y listo.

© © Getty Images

Un vestido vaquero abotonado puede ser el uniforme de cita perfecto. Tanto combinado con medias finas y botines, como lo lleva la británica, como con piernas al fresco y deportivas, con zapatos de tacón midi, botín tipo Chelsea…

© © Getty Images

Citas hay muchas, aunque quizá la más peliaguda de todas sea siempre la primera. Para esos casos parece concebido este look de Chung: minifalda de vinilo, jersey de punto, merceditas y un abrigo largo cubriéndolo todo.

© © Getty Images

Para un resultado de ‘me he puesto lo primero que he pillado pero qué le voy a hacer si soy así de estilosa con un simple vaquero’.

© © Getty Images

Otra prenda que siempre funciona como elemento al que recurrir en los peores momentos de la crisis del qué-me-pongo: un mono de manga larga y pantalón.

Busca uno ceñido a la cintura y llévalo con el bajo arremangado y combinado con zapatos de tacón midi. 

© © Getty Images

Alexa, generosa donde las haya, nos regala el que podría ser un look comodín para cualquier tipo de situación comprometida. Sirve tanto para el ‘voy a conocer a la familia política’ como para un ‘me han invitado a un cóctel’.

Es tan sencillo como eficaz: el vaquero cropped aporta la dosis justa de tendencia, el body con transparencias el toque sensual y la americana, el formal. ¿Para completar? Salones negros, un recogido deshecho, labios burdeos y pendientes XL.

© © Getty Images

Y como su generosidad no conoce límites, también nos demuestra que el look sirve igual con una americana blanca.

Gracias, Alexa.

© © Getty Images

¿En el pelo? Fácil, coge esta foto, llévasela al peluquero y dile textualmente: “Quiero este corte, gracias”.

© © Getty Images

Otro ‘arreglá pero informal’ de la it girl: vaquero blanco (que también funciona en invierno), suéter de cashmere y abrigo marinero.

Si quieres añadirle un toque más formal llévalo con pendientes XL.

© © Getty Images

El combo minifalda, zapato de tacón midi y blusa es otro al que podríamos recurrir siempre.

Y aquí la prueba.

© © Getty Images

O, para un resultado más informal (y veraniego), cambiando blusa por camiseta con mensaje y tacones por alpargatas.

© © Getty Images

Un look con tanta personalidad como la británica, a base de mezclas arriesgadas que funcionan en su conjunto.

© © Getty Images

Unas zapatillas Converse son capaces de relajar cualquier estridencia en este estilismo que combina falda larga de flores con jersey de ochos.

© © Getty Images

¿Un toque más sensual? Por ejemplo con una falda de tubo de vinilo que la inglesa mezcla con sudadera.

© © Getty Images

¿Otra mezcla que nos encanta? Jersey gordito y falda midi plisada.

© © Getty Images

La falda setentera puede resultar todo un acierto si se lleva con una simple camisa de manga corta. ¿El toque? El choker, por supuesto.

© © Getty Images

Vaquero y camiseta de algodón: un clásico que Alexa actualiza llevándolo con bailarinas de tiras.

© © Getty Images

Y para otro ‘me he puesto lo primero que he pillado pero soy sexy y no puedo evitarlo’: sudadera larga a modo de vestido y deportivas blancas.

© © Getty Images