Corrector específico, gracias a sus ligeros pigmentos anaranjados, esta base correctora permite neutralizar las manchas pigmentarias azuladas, unificando al instante las irregularidades de tonalidad de la tez.
Los mejores aliados contra una tez cansada son los pigmentos rosados, revitalizan la tez al instante y le devuelven toda su frescura.
Perfeccionador de color, esta base correctora con pigmentos color lavanda contrarresta el tono amarillento de la tez asfixiada por la contaminación. La piel recupera su luminosidad.
Filtro embellecedor, esta base correctora, a base de pigmentos verdes, difumina las rojeces. Reequilibra la tez, reconforta la piel.
Los pigmentos beige camuflan el tono violeta de las imperfecciones: ojeras, venas aparentes, marcas provocadas por el acné… La tez está fresca y la piel impecable.
Boost de luminosidad, esta base correctora ilumina todos los tonos de tez y atrae la luz proporcionando un resultado espectacular.