Hay varios aspectos en los que tenemos que fijarnos antes de comprar una gafa de sol online: el cristal, el tamaño, el color y la forma.

En la imagen, de arriba abajo: gafas de Thierry Lasry, H&M, Moncler y Céline.

© © Alexis Armanet

El cristal de nuestra gafa nos va a proteger, por un lado de la claridad y los reflejos (mediante el tinte de la lente) y por otro, pero no menos importante, de los rayos UV (tremendamente perjudiciales para la vista).

© © Getty Images

Las gafas de sol deben venir acompañadas de un folleto en el que se explique qué tipo de filtro presentan. En este sentido, existen varias categorías que se organizan con un número del 0 al 4, siendo 0 el que más cantidad de luz deja pasar (será perfecto para días nublados) y 4 el más opaco (por ejemplo, para practicar deportes alpinos).

En la imagen: una coqueta propuesta de Miu Miu. 

No. El filtro hace solo referencia a la cantidad de luz que dejan pasar. Sobre la protección frente a los rayos debes saber que cualquier gafa de sol (con garantías) debe resguardar, al menos, del 99% de los rayos UV.

Estas cinco gafas, de Dolce&Gabbana (con cristales de colores), te protegerán con la misma eficacia de los rayos UV.

“Lo más común es buscar un tamaño que consiga proteger una amplia zona del rostro, Aunque la estética juega un papel importante”, explica a Grazia Harvey Moscot, optometrista y presidente de Moscot. Aunque sí hay ciertas guías, “asegúrate que no se apoyan en tus mejillas y que no suben mucho más allá de tus cejas”, recomienda el experto.

En la imagen: gafa de Dior. 

© © Alexis Armanet

Algunas firmas no ofrecen diferentes medidas, así que tendrás que encontrar una montura que vaya contigo. Otras, como Ray-Ban o Moscot (en la imagen), sí que presentan sus modelos en distintos tamaños.

“Recomendamos empezar con la talla media, que generalmente corresponde a una distancia de entre 46-48mm de los ojos”, explica Moscot. “Además, sabes si tienes una cabeza grande o pequeña (piensa en tu talla de sombrero). Si normalmente necesitas un sombrero grande, compra la gafa más grande y viceversa. Eso sí, recuerda que las gafas de sol pueden ser más grandes de los que suelen ser las gafas de vista”.

© © Cortesía de Moscot

Una vez recibidas, y antes de rellenar el formulario de devolución, pruébatelas y comprueba varios aspectos: “Asegúrate de que no te aprieten en los laterales de la cabeza pero que tampoco se resbalen”, aconseja Federico Buffa, R&D and Product Development Director en Luxottica. 

Piensa que no deberían reposar en tus mejillas y que tendrían que alinearse (más o menos) con tus cejas. “El peso debería repartirse entre tus orejas y la nariz y las pestañas nunca deberían chocar con la montura o las lentes, puntualiza el experto de Luxottica.

En la imagen: gafa con cristal de color de Ray·Ban.  

“La norma general es que la forma de tus gafas debería ser la opuesta a la de tu rostro”, recomienda Federico Buffa, buscando compensar. 

 

“Por ejemplo, con una cara redondeada se recomienda llevar una montura cuadrada o que NO sea redonda y viceversa”, puntualiza Harvey Moscot. Para contrarrestar una cara demasiado angulosa, busca monturas redondas.

En la imagen: gafa de Guess. 

© © Alexis Armanet

Pero las normas están para romperlas. La de los opuestos síguela solo si quieres suavizar las formas. Si por el contrario lo que quieres es acentuarlas, en ese caso ¡adelante! Y, como dice el optometrista: “Lo importante es que te diviertas con tus gafas”.

En la imagen: gafa de Balenciaga.

“Si quieres guiarte por el color del pelo prueba a emparejar tu tono con uno similar en la montura o busca un complementario que marque un cálido contraste”, advierte Moscot.

“Con respecto al color de ojos puedes elegir una montura que iguale tu tono de ojos, aunque a veces también es bonito resaltar por ejemplo unos ojos claros con una fina montura oscura”, sugiere el experto.

En la imagen, de arriba abajo: Versace, Dolce&Gabbana, Roberto Cavalli y Marc Jacobs.

© © Lucio Convertini

¿Quieres ideas? Atenta a los consejos de Federico Buffa, de Luxottica:

– El cabello claro generalmente queda muy bien con tonos oscuros que contrasten.

– El cabello oscuro irá bien con monturas negras y verdes. También con versiones muy saturadas de rojos o morados.

– El cabello castaño cálido pegará con gafas verdes, rojas y doradas. Por otra parte, el castaño más frío irá mejor con monturas carey.

– Por último, las pelirrojas pueden probar con cualquier tono de la gama del rojo, con los carey y los verdes.

En la imagen: Gigi Hadid con una de las gafas que ha diseñado para una colección cápsula para Vogue Eyewear.  

© © Cortesía de Vogue Eyewear

Las gafas de sol que antes encontrabas en un mercadillo y que, en el mundo 2.0 hallas tiradas de precio en webs de dudosa calidad, pueden perjudicar gravemente tu vista.

Se trata de modelos que no han pasado el pertinente control de calidad y que no incorporan un filtro UV para proteger tus ojos.

© © Getty Images

¿Un resumen? Es mejor que no lleves nada a que uses gafas de mala calidad. Unas gafas con lente oscura (pero sin filtro UV) harán que la pupila se dilate (como ocurre al entrar en una zona con poca luz) haciendo que tu ojo absorba más cantidad de luz sin ningún filtro que le proteja.

En la imagen: gafa de Saint Laurent.

Lo primero de todo, usando la lógica. Porque si nadie da duros a cuatro pesetas, ese vendendor de Aliexpress que promete unas Ray-Ban por 12,99 euros, probablemente esté mintiendo. Busca la versión online de ópticas o vendedores autorizados; también tiendas online multimarca tipo Net-a-porter.com, MyTheresa.com o Farfetch.com, en las que encontrarás miles de modelos de las firmas más punteras.

En la imagen: Cate Blanchett con gafas de Tom Ford. 

© © Cortesía de Marcolin

No te olvides de consultar la política de devoluciones en la tienda online en la que hayas decidido comprar tus gafas. Si finalmente no te gustan o no te quedan bien, asegúrate que podrás devolverlas sin problema.

En la imagen: gafa ojo de gato de Etnia Barcelona.

Es importante fijarse en quién corre con los gastos de envío en caso de devolución y en desde qué país te las envían.

Además, importantísimo, marcará si tus gafas pueden llegar con la sorpresa de un sobrecoste por aranceles al pasar aduanas si vienen de fuera de la UE.

© © Getty Images

¡Recuerda que debes divertirte con el modelo que elijas!

En la imagen: gafa roja de Dolce&Gabbana. 

© © Alexis Armanet